, , , , ,

Bodas en otoño. Organiza tu enlace bajo una carpa

El otoño está a la vuelta de la esquina. ¿Tienes planeado celebrar tu boda durante esta estación del año y te preocupa la previsión meteorológica? Una carpa puede ser la solución para que no tengas problemas ni con la lluvia ni con el frío durante tu día más importante.

Te damos algunas ideas para que puedas diseñar y decorar tu boda tanto dentro y fuera de la carpa. Te sugerimos cinco tendencias a tener en cuenta para que puedas crear una atmósfera inspirada en este colorido período otoñal:

Carpa a un entorno único

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. El bosque o el campo, un entorno de ensueño

¿Prefieres finales de septiembre e inicios de octubre o tu idea es casarte en una fecha cercana al invierno? Si barajas ambas ideas de boda, bajo el techo de una carpa podrás escoger cualquier entorno y paisaje y decorarla con los elementos románticos y coloridos que caracterizan los colores de temporada. Crea tu boda perfecta en el escenario elegido, sin tener que preocuparte por las condiciones meteorológicas durante la ceremonia y el banquete.

El otoño es sinónimo de monte, setas, de brasas donde cocinar castañas y entrar en calor… pero también de campo, vendimia y de uva y vino. Y tú, ¿en qué quieres que se convierta tu boda? Puedes mirar hacia arriba y observar la belleza y sutileza con que van cayendo las hojas y/o puedes inspirarte en las sensaciones que ofrece el vino y en las bodegas.

Una boda de otoño puede tener un encanto muy especial. Que el frío no te frene.

2. Amarillos, anaranjados, marrones…. las tonalidades del otoño

La gama de colores que proporciona el entorno genera calidez y romanticismo en cualquier boda. Aunque no lo parezca, el otoño puede jugar a tu favor. Lo ideal es aprovechar estas tonalidades mientras iluminas el espacio con los típicos matices otoñales.

Una buena opción puede ser la de revestir la carpa con telas translúcidas de tonalidades amarillentas que dejen pasar la luz exterior, que permitan apreciar los cambios meteorológicos del día: de gris a azul, de naranja rojizo a negro nocturno… Además, puedes utilizar el marrón para el parquet y el blanco para el mobiliario y destinar el naranja, el rojo y el morado a la decoración. La iluminación podría beneficiarse de las posibilidades de las pequeñas bombillas led, mezclando los mismos colores que en la propia decoración.

Carpa con telas amarillas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Climatización: lo imprevisible puede beneficiar

El otoño puede conllevar tanto lluvias y frío como sol y calor. Nunca se sabe. El tiempo es siempre más impredecible en esta estación que durante el resto del año. Pero, uno de los aspectos más importantes para alquilar una carpa de bodas es que puedes ajustar la climatización y no tener que depender de la meteorología en una estación tan cambiante.

Acomoda y regula el interior. Así, el tiempo no te supondrá ningún problema. La lluvia puede ser, incluso, un beneficio, ya que la humedad en el bosque ocasiona unos olores y unas texturas agradables y características del otoño.

4. El banquete con productos de temporada

Hay productos y, como consecuencia, recetas muy identificables durante esta época del año. Es recomendable que busques un catering basándote en unos menús que incluyan sabores de productos de temporada. Así, harás tu boda mucho más otoñal.

Tienes muchas opciones: platos de carne, setas, champiñones o pescados y mariscos como boquerones y bogavantes siempre acompañados por unos buenos vinos. Y postres a base de boniato, castañas, ciruelas o los típicos panellets, buñuelos de viento… No dejes pasar la oportunidad de introducir en tu boda el sabor del otoño.

5. Un toque rural, siempre una buena opción

La ambientación rural recuerda al otoño. Así que una buena recomendación es que el escenario gire entorno a un estilo con aires campestres y rústicos. Un consejo: juega con esta estética rural, ya que conseguirás múltiples efectos, entre la ornamentación y el paisaje, que harán a tu boda partícipe del delicado encanto de esta estación.

Otra idea: puedes decorar la carpa con mesas de madera de distintos marrones, el altar con hojas secas, flores y frutos silvestres. Puedes combinar, además, esa luz natural amarillenta con la artificial de las velas, blancas y puras, utilizando centros de mesa que recuerden a las casas de montaña.

¿Todavía tienes dudas del encanto que puede tener una boda en otoño? No dudes en contactar con nosotros si necesitas ayuda o si quieres que te asesoremos para planificar tu boda.

 

Y ahora tú decides si crees que el otoño debajo de una carpa es la mejor opción y qué detalles escoger para este día tan especial. Todo son buenas opciones si las eliges tú.

¿En qué experiencia quieres que se convierta tu boda otoñal?