, , , , ,

5 Ventajas de las Carpas para Bodas

¿Tienes un paisaje en la cabeza dónde te encantaría celebrar tu boda? Pues puede que una carpa sea la solución a tus problemas. Nosotros te contamos cinco ventajas para que decidas si celebrar la boda en una carpa es tu mejor opción.

1. Elige la carpa a tu medida

Existen tres tipos de carpas ideales para festejar la boda. Busca la solución que más se adapte a tu forma de ser y de organizar el festejo.

  • Carpa Poligonal: ¿Tienes un número elevado de invitados? ¿Cuentas con un espacio de grandes dimensiones para ubicar la celebración? Pues ésta es tu carpa. Es amplia y versátil. Puedes cubrir el suelo con parquet flotante. Y, además, te permite distribuir las mesas sin perder espacio. Coloca la orquesta o el dj sin privar a tus invitados de lucir sus dotes de bailarines.

Interior Carpa Poligonal

  • Carpa dos aguas: Si, por el contrario, buscas una boda íntima, que reúna a pocos invitados, tu mejor opción es la carpa dos aguas. También es una buena alternativa si cuentas con un espacio de dimensiones más reducidas ya que se puede ambientar y decorar de igual modo que la Carpa Poligonal.
  • Carpa Jaima: su estética recuerda a la arquitectura árabe. Es elegante y da mucho juego ante el paisaje. La puedes utilizar de hall de entrada a la carpa principal, para guardar el altar en la ceremonia o para colocar las mesas en el banquete. Pero se suele usar en el momento del aperitivo. ¿Te imaginas realizando un aperitivo junto al mar y a la sombra sin perder los privilegios de la luz del sol? ¿o junto al verde de los campos con vistas a la montaña mientras te proteges de posibles condiciones meteorológicas adversas?

2. Una carpa se ajusta a tus necesidades y a cualquier contratiempo

¿Cómo puedes saber si el espacio de un salón de restaurante es suficiente? ¿Puedes no tener miedo a fallar en la elección? Con la selección de una carpa cuentas con distintos tamaños a escoger para que una encaje en tus requisitos de boda.

¿Quieres casarte al aire libre? Si la respuesta es afirmativa, te aseguras una boda en un entorno inolvidable. Pero debes pensar que ni el tiempo es una ciencia exacta ni la estación del año, una opción segura. Siempre puede llover, haber un sol asfixiante, viento… Por desgracia, existe la posibilidad del mal tiempo. Una carpa es tu plan B para salvar tu boda si hubiese cualquier contratiempo meteorológico.

3. Puedes personalizar cada elemento

Una carpa te permite escoger los colores, las telas, la decoración y la iluminación a tu gusto. No tienes porqué resignarte a unas características concretas. Moldea cada detalle y crea una atmósfera única, cálida y acogedora. Busca en el sueño que tenías de pequeña y conviértelo en realidad. Elegir tu boda sólo depende de ti.

4. Te permite organizar una boda donde quieras

La carpa siempre se adapta al espacio. No tenéis porqué adaptar el espacio al lugar escogido para la boda. Tu boda no tiene límites. Por tanto, celébrala dónde y cómo más te apetezca.

Jaimas

Si tienes un paisaje en mente, ve a por él. Existen carpas de laterales abiertos para que puedas disfrutar del entorno durante toda la velada.

5. Dos celebraciones en un mismo entorno

No hace falta que te desplaces. Puedes celebrar la boda y el banquete en un mismo sitio pero en dos espacios distintos. Combina la jaima con la carpa poligonal o la dos aguas.

Y tú ¿dónde y cómo imaginas tu boda? Hazla realidad. Comparte tu idea con nosotros y te ayudaremos en todo lo que necesites.